Premios AMMI 2018 y Las crónicas de Narnia

Premios AMMI 2018 y Las crónicas de Narnia

PREMIOS AMMI 2018 y Las Crónicas de Narnia:

Lo que esconde el armario.

 

Por Julio de la Torre,

 

Si no has visto la película o no has leído el libro “LAS CRONICAS DE NARNIA”, no podrás saber el papel protagonista que tiene el armario y lo que se esconde dentro de él.

Por tanto, quedas excusado de seguir leyendo la crónica de los Premios AMMI 2018 que haré seguidamente, pero si eres de mente inquieta y algo curioso, dos actitudes/aptitudes básicas para el progreso, te animo a que sigas leyendo estas líneas.Gala premios ammi 2018

Todo lo que voy a contar ocurrió durante la celebración de los PREMIOS AMMI 2018, mejor expresado, antes y después de la ceremonia de entrega de los premios a los que acudí por primera vez acompañando a uno de los premiados, Marco Antonio Manzano y en el que estaban presentes también muchos amigos y profesionales de la Mediación, como Tomás Prieto, Emilia Camino, Nuria Calvo, Gloria Calderón, Irene Sendín, María Dolores Hernández, Encarna Leal, María Luz Sánchez García-Arista. Más alguno de ellos y ellas no fueron testigos de lo que voy a relatar.

 

No me lo esperaba en cierta medida tal y como se produjo, aunque acudí porque sabía que se iba a producir. Unos cuantos cruzamos el armario y entramos en un mundo diferente en el que las cosas son muy distintas si bien, todo en esencia es lo mismo.

Encontré entonces gente dispuesta a que los conflictos para las personas que los padecen sean una forma de generar riqueza.

Ya sabemos que la crisis es un modo de crecer como seres humanos que en occidente está proscrita, salvo para algunos místicos cristianos y, sin embargo, en oriente es aceptada como camino de iluminación siendo abrazada por algunos en occidente gracias a la inspiración budista que inunda nuestras vidas.

AMMI logo premio Marco Antonio Manzano

No, no se referían a este tipo de riqueza, se referían a la riqueza material que en el mundo tanto adoramos y por la que incluso estamos dispuestos a matar (se llama materialismo). Se trata de poder materializar el conflicto en riqueza material, tangible o no, pero que supongan aumento de poder adquisitivo.

No hizo falta entender que sólo sería posible con la tecnología y, que el modo de hacerlo posible ya estaba en marcha aplicado al aprendizaje y a la generación de energía verde. Un mundo apasionante. Se imaginan poder decir a un cliente que la Mediación en vez de tener que pagar por ella produce réditos y que el Mediador cobra de esos réditos.

Encontré después gente que en el conflicto no habla, baila. Sí, como lo digo, consiguen contactos entre partes opuestas gracias a la danza, a la música. Una filosofía tan antigua como el mismo ser humano, bailar para sanar. En todas las culturas está presente. En todas las tribus del mundo los bailes son sagrados, sacramentales, curan, sanan…Ellos lo han conseguido en occidente, en el mundo de la razón y de la palabra, ellos la retiran para que hablen los cuerpos y la vibración de la música haga el resto.

Recordé entonces a mis alumnos de Mindfulness, a los que les sugiero muchas veces: “mete cuerpo”. Como decían nuestros abuelos:”Vete a darte una vuelta que se aclaren las ideas”.

El lóbulo temporal del cerebro procesa la música y hace el milagro de no verse afectado ni por el alzhéimer. “La música amansa a la fieras”.

Está todo dicho y muchos no lo ven, pero ellos sí y con su fe y con su amor están logrando milagros de convivencia pacífica.

 

Más tarde llegué al paraíso, una zona, un entorno. No pude pisar su tierra, tan sólo me enseñaron el mapa. Se trata de un lugar preparado para acompañar y acompasar. Un entorno natural y una cuidada y esmerada estética.

La luz, el cielo, las nubes, los pájaros, sus árboles, el césped, el sol, la noche… todo juega, se confabula para que las personas encuentren la estética originaria que diría mi admirado filósofo Santiago Pérez Gago (O.P./Q.E.P.D.)

Y es que el templo (que está dentro, pero puede estar fuera también) en las tradiciones religiosas de todo el mundo juega un papel fundamental y trascendente para la toma de conciencia y el recogimiento, el contacto con niveles de consciencia superiores, la meditación, la contemplación y la oración, lo que ahora se denomina inteligencia espiritual.

El entorno educa. El Comediador. Así lo entienden ellos, así lo entiendo yo, así lo experimentan quienes al entorno acuden para sanar sus heridas.

Antes de irme llegó el teatro. “La vida es puro teatro”. Ellas expresan, sienten y hablan a través del teatro. Durante siglos, antes de la aparición de la escritura, o los libros, el teatro, la representación era la manera de transmitir conocimiento, sentimientos, religiosidad.

La liturgia que tanto hemos olvidado que contiene formas de comunicación poderosas y efectivas. Representar, ponerse en el lugar del otro, empatizar.

 

Al final salí del armario. Volví al mundo real, al realismo, a ser realista. Más quien me conoce sabe que vuelvo al armario muchas veces. Entrar y salir del armario. Volví a casa con una gran sonrisa interior y exterior. Los Narnianos siguen afianzando el trabajo dentro del armario. Y pronto, muy pronto, el mundo sabrá de ellos y ellas.

 

Hasta entonces hay que buscar en el armario.

 

 

SIEMPRE ADELANTE.

 

Premios AMMI 2018 y Las crónicas de Narnia
4.8 (95%) 4 votes

 

Julio de la Torre Hernández-Coll

Abogado experto en M.A.R.C

@Julio_mediador

www.institutodepaz.com

www.abogadociber.com

 

Servicio de Mediación

1 comentario en “Premios AMMI 2018 y Las crónicas de Narnia

  1. Bravo Bravo….. se que mucha gente leerá este post y tendrán que releerlo para sacar sus conclusiones esas que detecto a la primera y que tanto me alegran… No se dan cuenta que de la era de la Revolución Industrial se ha pasado a la era del Conocimiento y de los Solf Skills

¿Te gustaría dejar un comentario? Comparte con todos tu valoración o cualquier cosa que quieras comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.