El nuevo mundo de los Mediadores

El nuevo mundo de los Mediadores

El nuevo mundo de los Mediadores
Vota este artículo!

Crónica de nuestro corresponsal Julio de la Torre Hernández, para el blog de MarcoMediación:

 

Cuando se descubrió América, o mejor dicho, el Nuevo Mundo, muchos fueron los que vieron una posibilidad de comenzar de nuevo, de realizar sus sueños, de aventura, de huir, de salir de la miseria.

Era tal la avalancha  de los que querían acudir a las nuevas tierras del Reino de Castilla que se tuvo que regular el flujo mediante normas que incluso llegaron a prohibir el viaje a determinados súbditos, como por ejemplo, prostitutas, condenados y malhechores y pese a quien le pese a los Abogados, estos últimos por ser amigos de mucho yantar y dilapidar fortunas ajenas, según relataba la cédula real.

Cuando las moscas acuden a la miel suelen quedar atrapadas por sus torpes patas en tal pegajoso elixir. Y como los ratones atrapados en el recipiente lleno de leche solo sobrevive quien es capaz de convertirla en nata. Es decir, hacer de la contrariedad su aliado.

En la Mediación llevamos pocos años. Como nuevo continente, en los mares que la circundan abundan todo tipo  de aventureros, bucaneros, corsarios, piratas, señores, encomendados reales…hay de todo como en botica, barquitas, barcazas, galeones, buques insignia, flotas…Muchos zarparon y no llegaron a desembarcar, otros alcanzaron la orilla pero al ver el desolador panorama de la tierra prometida abandonaron la empresa, muchos se han quedado a construir, pues en la tierra prometida está todo por hacer. De las minas de oro y plata aún nadie sabe nada y todos viven o sobreviven a base de esfuerzo y trabajo con la esperanza puesta en un mañana que pinta prometedor.

mediador en salamanca

 

En un buque insignia que se atisba por el horizonte dicen que viaja el Encomendado del Reino, un Plenipotenciario, su Ilustrísima D. Estado del Bienestar que es acompañado de su inseparable esposa, Doña Tributaria de las Haciendas Reales, ambos muy conocidos en toda Europa por sus capacidades de gobierno y administración, aunque no cuentan con el favor del pueblo que más bien recela de sus intenciones y modos.

Es un momento histórico, los Nuevos Pobladores, los llamados Mediadores, están divididos, unos quieren un gobierno del Encomendado y Plenipotenciario y otros ven la pérdida de su libertad y esencia si Don Estado gobierna sobre ellos estableciendo normas y decretos.

El momento que se vive es histórico y los Nuevos Pobladores, los Mediadores, lo saben. Como en antaño, en las Colonias Americanas, hay quienes ven a la Corona como salvadora y quienes la ven como opresora.

La pregunta está en el aire: ¿Qué pasará?.

.-¿Don Estado impondrás sus criterios, nombrará Virreyes y Gobernadores, hará concesiones y creará encomiendas, exigirá por ello tributos y pleitesía a quienes sean los beneficiarios de sus decisiones?

.-¿Se creará una Republica Independiente entres los Nuevos Pobladores que negocie con Don Estado, estableciendo un Fuero que la Corona ha de respetar y jurar acatar, que será la esencia de su autonomía e independencia?

Algunos dicen que D. Estado ya tiene pensado nombrar un Virrey y que entre los Mediadores ya cuenta con adeptos que saldrán en su defensa en cuanto desembarque. Otros por el contrario dicen que los Nuevos Pobladores, los Mediadores, se están preparando mediante alianzas secretas, conjurándose y estudiando sus alternativas.

A pocos importa esta batalla en la metrópoli, los ciudadanos y súbditos están en otra cuitas, tienen otros problemas. Lo que ocurre en el nuevo mundo no les importa, además las noticias tardan en llegar.

La batalla, el enfrentamiento, puede que no se llegue a producir nunca. Que no llegue la sangre al rio, dicen muchos, pues incluso los Nuevos Pobladores, los Mediadores, a pesar de sus nobles ideales están muy acostumbrados a que el Reino con D. Estado y Doña Tributaria sean quienes gobiernen la vida de todo y de todos.

Nuevo-mundo-mediadores

Algunos hablan de que algunos Mediadores seguirán, pase lo que pase, apostando por un Nuevo Mundo, uno en el que el hombre y la mujer sepan en cada momento y circunstancia mediar en le vida para cooperar entre todos en la organización y administración de lo común.

Otros piensan que no son más que nostálgicos de la utopía, gente que no tiene los pies en la tierra y no son realistas. No se saben quienes son ni donde están, pero aparecen y desaparecen de vez en cuanto en incursiones, haciendo proclamas y repartiendo pasquines que colocan en las puertas de las casas principales.

Pase lo que pase. Ocurra lo que ocurra. Están ahí y no nos abandonarán nunca, se escucha. Aunque dicen que están preparando un Registro, una especie de Censo y sólo los que en él figuren podrán ejercer como Mediadores, los demás serán desterrados y proscritos. Sólo a quien D. Estado conceda el título de sus tierras podrá considerarse Mediador, desaparecen entonces los Nuevos Pobladores, tan sólo quedarán los Mediadores Reales, aquellos que ostenten el título expedido por los Comisarios Reales.

Pero a los pioneros no les importa, pues saben que ser Mediador es un título del corazón y no tanto de la mente y menos aún patrimonio de un papel, es una manera de vivir.

 

Seguiremos con atención esta aventura del Nuevo Mundo, de los Mediadores, de D. Estado y Doña Tributaria. Desde el Nuevo Mundo y entre los Nuevos Pobladores.

 

Siempre Adelante

JULIO DE LA TORRE HERNANDEZ Corresponsal.

CEO de El Instituto de Paz, Desarrollo Personal y Liderazgo, Institución de Mediación.

Comparte y/o Comenta si te ha gustado!

[ratings]

¿Te gustaría dejar un comentario? Comparte con todos tu valoración o cualquier cosa que quieras comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: